¿Cómo ayuda el jengibre en la salud articular?

jengibre en polvo y raíz

En un mundo lleno de potentes medicamentos, a menudo peligrosos, es fácil olvidar que la propia naturaleza proporciona algunos de los mejores productos para combatir el dolor y la enfermedad. El jengibre es uno de los productos naturales más potentes que existen y esta simple raíz puede proporcionar resultados increíbles para problemas de digestión, inflamación y otros. Recientemente, las investigaciones han demostrado que el jengibre también puede controlar la salud articular y tratar el dolor, incluso cuando llegan a estar afectadas por la osteoartritis.

¿Qué es el jengibre?

Cultivado en todo el mundo en climas cálidos y húmedos, el jengibre pertenece a la familia del cardamomo y la cúrcuma y tiene una historia culinaria y medicinal que se remonta a más de 5.000 años atrás. El jengibre ha sido durante mucho tiempo un ingrediente estrella en las recetas asiáticas y la medicina tradicional china confía en él para tratar muchas enfermedades.

La raíz de jengibre, la parte de la planta que generalmente se cosecha, contiene más de 115 compuestos activos beneficiosos para el cuerpo. Uno de estos compuestos, llamado gingerol, es lo que le da al jengibre un sabor fuerte y propiedades antiinflamatorias. De hecho, los estudios han demostrado que el gingerol es tan eficaz para reducir la inflamación como medicamentos como la aspirina y el ibuprofeno.

Por esta razón, el jengibre es una poderosa ayuda para mantener y proteger la salud de las articulaciones. La investigación continúa revelando como este complemento natural puede reducir la inflamación y aliviar los síntomas de la artritis sin efectos secundarios.

¿Qué partes ayudan al cuidado articular?

Sufrir dolor articular crónico y artritis nunca es agradable, pero, agregando jengibre a su dieta, puede contribuir considerablemente a reducir el dolor y aumentar el movimiento. Además del gingerol, la raíz de jengibre contiene compuestos fenólicos que proporcionan propiedades antiinflamatorias a todo el cuerpo, además de aceites esenciales como zingerona, shogal, farneseno y otros. Los estudios han demostrado que estos compuestos ejercen en todo el cuerpo una acción calmante y reducen significativamente la inflamación y el dolor causado por la misma y que 1 gramo de jengibre al día puede reducir el dolor en las rodillas y la inflamación de un modo parecido a los medicamente, pero sin efectos secundarios.

Si desea tomar jengibre para aliviar el dolor articular, puede hacerlo de varias maneras: fresco, en polvo y en forma de complemento. Los complementos a base de jengibre están formulados para obtener la mayor cantidad de gingerol posible, por lo que es una opción ideal para aliviar el dolor y la falta de movilidad causada por la artritis. Para potenciar la acción, considere tomar también complementos de jengibre que incorporen además Boswellia, ya que esta combinación aumenta la capacidad protectora de las articulaciones que el jengibre contiene naturalmente.